Tratamiento estético del pelo
Hay muchas causas por las que se puede perder pelo, bien por enfermedad o bien por predisposición genética. Uno de los motivos frecuentes por los que se puede perder pelo es el mal uso estético o de lavado del mismo. Enumeremos varias de estas causas: Aunque la dermatitis seborreica moderada no causa pérdida de pelo, el rascado asociado al picor del cuero cabelludo puede predisponer decisivamente a la pérdida de cabello. Es posible perder toda la cutícula de la vaina capilar con sólo 90 minutos de rascado continuo con las uñas. Esta pérdida cuticular predispone al debilitamiento y daño estético permanente del vello. Por tanto, el tratamiento del picor en el cuero cabelludo y conocimiento de su causa es muy importante en la prevención de la caída capilar. Es más probable que se dañe el pelo largo que en el corto. Por lo tanto, en los pacientes con pérdida capilar (ej. AGA) convendría utilizar un estilo de un pelo más corto para maximizar el aspecto del mismo. En caso de tener un pelo dañado estéticamente convendría identificar la causa para que el nuevo pelo crezca sano y atractivo. Es un hecho bien conocido que el crecimiento del pelo es más lento a medida que nos hacemos viejos. Esto significa que un pelo estéticamente dañado se mantendrá durante más tiempo en individuos maduros, al renovarse menos. También, es mucho más fácil que secundariamente se miniaturice por daños debidos a agentes químicos. Por esta razón, todos los productos químicos usados en el pelo maduro deben ser más débiles que ésos usados en el pelo joven. El acicalado del pelo es un ritual diario que causa con frecuencia daño y pérdida de pelo. El pelo debe ser peinado solamente cuando está seco, si es posible. El pelo mojado es más elástico por lo que peinados enérgicos en cabellos húmedos pueden estirar los filamentos produciendo su fractura. Por tanto, cuando el pelo está mojado se deben evitar los cepillados prolongados. Un peine ideal debe estar hecho de un plástico flexible y poseer unos dientes lisos, redondeados y gruesos para deslizarse fácilmente a través del pelo. Un buen cepillo debe tener unas cerdas lisas con punta de bola inclinada, gruesa y flexible. El cepillo no debe rasgar el pelo, sino deslizarse suavemente. Los cepillos usados mientras se maneja el secador deben estar ventilados para prevenir que aumente la temperatura del mismo mientras nos peinamos, lo cual con seguridad dañaría al pelo. Los pacientes deben ser enseñados a manipular lo menos posible el pelo durante cepillado para reducir al mínimo la fractura de sus filamentos. Dichos antiguos como que "se deben pasar 100 veces el cepillo" por el pelo o que "al cuero cabelludo hay que darle masajes vigorosos para activar la circulación" son sólo mitos y deben desterrarse definitivamente de la cultura popular. Hay que aplicar el sentido común a la hora de seleccionar sistemas de sujeción apropiados para el pelo. Las gomas deben ser evitadas al máximo o no utilizarse nunca; los horquillas de pelo deben tener una superficie lisa, y una bola final inclinada; y las hebillas (horquillas o broches de clip) deben estar acolchados con goma en la zona donde entran en contacto con el pelo. Los broches holgados también reducen al mínimo la fractura. El hecho sigue siendo sin embargo que todas, horquillas y hebillas, rompen el pelo ya que deben sostenerlo firmemente para que permanezca en el lugar deseado. Para minimizar este problema, debemos enseñar al paciente a variar la zona de colocación para no traumatizar siempre la misma zona. Este problema es particularmente evidente en las mujeres que usan cola de caballo. A menudo nos comentan que su pelo no crece cuando lo que está haciendo en realidad es traumatizar y quebrar su cabello a la misma distancia debido a esas horquillas. La tracción sostenida del pelo puede también precipitar una alopecia (alopecia por tracción). Es importante recordar que un pelo rizado se tiende a fracturar más fácilmente que un pelo liso. Por esta razón, el eje o tallo del pelo es el que determina cuan agresivamente puede ser tratado. Por ejemplo, el pelo rizado de africanos y afro americanos, se debe tratar suavemente con un peine de púas anchas. Por el contrario, el pelo de los asiáticos se puede peinar más agresivamente. El pelo se debe cortar siempre con tijeras afiladas. Cualquier defecto en la hoja de la tijera aplastará y dañará el cabello. El traumatismo en las puntas predispondrá a que se dividan sus extremos (puntas abiertas). Las gominas, lacas y similares son productos importantes que mejoran la apariencia estética de nuestro pelo, pero, siempre deben respetar la flexibilidad del tallo capilar. Los productos que producen fijación extrema del cabello pueden precipitar la fractura cuando tratemos de cambiar el peinado con la gomina o laca seca. 9.Técnicas de estilismo: En general cuanto menos hagamos al pelo, más sano se mantendrá. No hay técnica o procedimiento que pueda revertir un pelo dañado, aunque muchos peluqueros puedan discrepar con esto. El pelo es básicamente un material textil. Se verá muy bien cuando es nuevo y se degradará con la edad y uso. Los colorantes y decolorantes de pelo son por definición perjudiciales para el tallo capilar. Se dice a veces que los productos químicos dan cuerpo al pelo. Esto es debido a que el procedimiento de teñir permite que el pelo se aleje del cuero cabelludo con mayor facilidad dando sensación de volumen. Pero no significa mejorar la salud del pelo, todo lo contrario, el daño en el cabello hace al pelo más rizado y susceptible de electricidad estática. Una regla básica para teñir el pelo consiste en mantener el color del pelo no más de tres tonos por encima o debajo del color natural. Los alisadores de pelo lo que realmente hacen es deteriorar el tallo del pelo, aunque pueden facilitar en algunos pelos muy rizados su desenredo. Ello es debido a un menor traumatismo al peinarse. El procedimiento de relajación endereza el pelo y lo hace más fácil de lavar, pero el lavado se debe hacer suavemente para evitar igualmente su fractura. Por último, la permanente también daña el pelo. Los rulos deben tensarse lo menos posible con un intervalo máximo entre ellos. En pacientes con el pelo deteriorado, la solución de rizado debe ser muy suave y permanecer en contacto el menor tiempo posible. Autora:Zoe Diana Draelos, dermatóloga en ejercicio privado e investigadora de los servicios de consulta dermatológica, una compañía que ella fundó en 1988 para promocionar la educación, realizar evaluaciones de efectos secundarios, y conducir estudios clínicos en asociación con la industria farmacéutica y de cosméticos. Ha sido galardonada con numerosas becas de investigación y ha contribuido a la literatura médica con más de 200 artículos y 25 capítulos en libros. Es autora de varios libros de textos y ha participado en muchos comités editoriales. Si quiere leer el artículo original lo puede encontrar en: http://aad2008.omnibooksonline.com/data/papers/FRM-508-B.pdf Traducción, Dr. Lorenzo
Picor en el cuero cabelludo Pelo corto Vs. pelo largo Factores relativos a la edad Factores inherentes al peinado Pinzas del pelo Arquitectura del tallo piloso Técnicas de corte de pelo Pelo tratado con productos de fijación Tinción y blanqueo del pelo Alisadores de pelo Permanente y rulos PIONEROS EN ESPAÑA Año 2003 TÉCNICA FUE
Dr. José Lorenzo - Dra. Ximena Vila
C   Injerto capilar
Paseo de la chopera, 66  Alcobendas - Madrid
Principal
Técnica
Implanter
Consulta
Contacto
Dra. Vila
912 939 427
Tratamiento estético del pelo
Hay muchas causas por las que se puede perder pelo, bien por enfermedad o bien por predisposición genética. Uno de los motivos frecuentes por los que se puede perder pelo es el mal uso estético o de lavado del mismo. Enumeremos varias de estas causas: Aunque la dermatitis seborreica moderada no causa pérdida de pelo, el rascado asociado al picor del cuero cabelludo puede predisponer decisivamente a la pérdida de cabello. Es posible perder toda la cutícula de la vaina capilar con sólo 90 minutos de rascado continuo con las uñas. Esta pérdida cuticular predispone al debilitamiento y daño estético permanente del vello. Por tanto, el tratamiento del picor en el cuero cabelludo y conocimiento de su causa es muy importante en la prevención de la caída capilar. Es más probable que se dañe el pelo largo que en el corto. Por lo tanto, en los pacientes con pérdida capilar (ej. AGA) convendría utilizar un estilo de un pelo más corto para maximizar el aspecto del mismo. En caso de tener un pelo dañado estéticamente convendría identificar la causa para que el nuevo pelo crezca sano y atractivo. Es un hecho bien conocido que el crecimiento del pelo es más lento a medida que nos hacemos viejos. Esto significa que un pelo estéticamente dañado se mantendrá durante más tiempo en individuos maduros, al renovarse menos. También, es mucho más fácil que secundariamente se miniaturice por daños debidos a agentes químicos. Por esta razón, todos los productos químicos usados en el pelo maduro deben ser más débiles que ésos usados en el pelo joven. El acicalado del pelo es un ritual diario que causa con frecuencia daño y pérdida de pelo. El pelo debe ser peinado solamente cuando está seco, si es posible. El pelo mojado es más elástico por lo que peinados enérgicos en cabellos húmedos pueden estirar los filamentos produciendo su fractura. Por tanto, cuando el pelo está mojado se deben evitar los cepillados prolongados. Un peine ideal debe estar hecho de un plástico flexible y poseer unos dientes lisos, redondeados y gruesos para deslizarse fácilmente a través del pelo. Un buen cepillo debe tener unas cerdas lisas con punta de bola inclinada, gruesa y flexible. El cepillo no debe rasgar el pelo, sino deslizarse suavemente. Los cepillos usados mientras se maneja el secador deben estar ventilados para prevenir que aumente la temperatura del mismo mientras nos peinamos, lo cual con seguridad dañaría al pelo. Los pacientes deben ser enseñados a manipular lo menos posible el pelo durante cepillado para reducir al mínimo la fractura de sus filamentos. Dichos antiguos como que "se deben pasar 100 veces el cepillo" por el pelo o que "al cuero cabelludo hay que darle masajes vigorosos para activar la circulación" son sólo mitos y deben desterrarse definitivamente de la cultura popular. Hay que aplicar el sentido común a la hora de seleccionar sistemas de sujeción apropiados para el pelo. Las gomas deben ser evitadas al máximo o no utilizarse nunca; los horquillas de pelo deben tener una superficie lisa, y una bola final inclinada; y las hebillas (horquillas o broches de clip) deben estar acolchados con goma en la zona donde entran en contacto con el pelo. Los broches holgados también reducen al mínimo la fractura. El hecho sigue siendo sin embargo que todas, horquillas y hebillas, rompen el pelo ya que deben sostenerlo firmemente para que permanezca en el lugar deseado. Para minimizar este problema, debemos enseñar al paciente a variar la zona de colocación para no traumatizar siempre la misma zona. Este problema es particularmente evidente en las mujeres que usan cola de caballo. A menudo nos comentan que su pelo no crece cuando lo que está haciendo en realidad es traumatizar y quebrar su cabello a la misma distancia debido a esas horquillas. La tracción sostenida del pelo puede también precipitar una alopecia (alopecia por tracción). Es importante recordar que un pelo rizado se tiende a fracturar más fácilmente que un pelo liso. Por esta razón, el eje o tallo del pelo es el que determina cuan agresivamente puede ser tratado. Por ejemplo, el pelo rizado de africanos y afro americanos, se debe tratar suavemente con un peine de púas anchas. Por el contrario, el pelo de los asiáticos se puede peinar más agresivamente. El pelo se debe cortar siempre con tijeras afiladas. Cualquier defecto en la hoja de la tijera aplastará y dañará el cabello. El traumatismo en las puntas predispondrá a que se dividan sus extremos (puntas abiertas). Las gominas, lacas y similares son productos importantes que mejoran la apariencia estética de nuestro pelo, pero, siempre deben respetar la flexibilidad del tallo capilar. Los productos que producen fijación extrema del cabello pueden precipitar la fractura cuando tratemos de cambiar el peinado con la gomina o laca seca. 9.Técnicas de estilismo: En general cuanto menos hagamos al pelo, más sano se mantendrá. No hay técnica o procedimiento que pueda revertir un pelo dañado, aunque muchos peluqueros puedan discrepar con esto. El pelo es básicamente un material textil. Se verá muy bien cuando es nuevo y se degradará con la edad y uso. Los colorantes y decolorantes de pelo son por definición perjudiciales para el tallo capilar. Se dice a veces que los productos químicos dan cuerpo al pelo. Esto es debido a que el procedimiento de teñir permite que el pelo se aleje del cuero cabelludo con mayor facilidad dando sensación de volumen. Pero no significa mejorar la salud del pelo, todo lo contrario, el daño en el cabello hace al pelo más rizado y susceptible de electricidad estática. Una regla básica para teñir el pelo consiste en mantener el color del pelo no más de tres tonos por encima o debajo del color natural. Los alisadores de pelo lo que realmente hacen es deteriorar el tallo del pelo, aunque pueden facilitar en algunos pelos muy rizados su desenredo. Ello es debido a un menor traumatismo al peinarse. El procedimiento de relajación endereza el pelo y lo hace más fácil de lavar, pero el lavado se debe hacer suavemente para evitar igualmente su fractura. Por último, la permanente también daña el pelo. Los rulos deben tensarse lo menos posible con un intervalo máximo entre ellos. En pacientes con el pelo deteriorado, la solución de rizado debe ser muy suave y permanecer en contacto el menor tiempo posible. Autora:Zoe Diana Draelos, dermatóloga en ejercicio privado e investigadora de los servicios de consulta dermatológica, una compañía que ella fundó en 1988 para promocionar la educación, realizar evaluaciones de efectos secundarios, y conducir estudios clínicos en asociación con la industria farmacéutica y de cosméticos. Ha sido galardonada con numerosas becas de investigación y ha contribuido a la literatura médica con más de 200 artículos y 25 capítulos en libros. Es autora de varios libros de textos y ha participado en muchos comités editoriales. Si quiere leer el artículo original lo puede encontrar en: http://aad2008.omnibooksonline.com/data/papers/FRM- 508-B.pdf Traducción, Dr. Lorenzo
Picor en el cuero cabelludo Pelo corto Vs. pelo largo Factores relativos a la edad Factores inherentes al peinado Pinzas del pelo Arquitectura del tallo piloso Técnicas de corte de pelo Pelo tratado con productos de fijación Tinción y blanqueo del pelo Alisadores de pelo Permanente y rulos
C
Paseo de la chopera, 66  Alcobendas - Madrid
Principal
Técnica
Implanter
Consulta
Contacto
912 939 427
Dra. Vila
Injerto capilar