Hablemos de trasplantes
El autotrasplante capilar (inicialmente piel con pelo) se realizó con diferentes grados de éxito en los primeros años del siglo XIX. El primero en demostrar la posibilidad de trasplantar con éxito áreas pilosas en animales, fue el Dr. Baromio, sobre 1.804, pero el primero en tratar la calvicie mediante autotrasplantes de pelo fue el Dr. Unger, en 1.822. Dieffenbach publicó su tesis doctoral también en 1.822 y en ella describió los autotrasplantes de pelo en animales.   El desarrollo moderno de la cirugía capilar no ocurrió hasta el siglo pasado. En 1939, un dermatólogo japonés llamado Shoji OKUDA, fue el primero en describir la técnica del punch, al utilizar un bisturí circular para injertos en pacientes con grandes quemaduras. El Dr. Okuda trasplantó injertos de piel con pelo y las introducía en pequeñas aberturas practicadas en zonas cicatrizales de cuero cabelludo. Pudo ver como implantes continuaban produciendo pelo en las nuevas localizaciones. En 1943, otro dermatólogo japonés, el Dr. Tamura, usó microimplantes de 1 a 3 pelos para restaurar el vello púbico femenino. Estos pequeños microimplantes se obtenían quirúrgicamente mediante incisiones elípticas de la zona donante. Como vemos utilizó una técnica muy similar a la que se ha estado utilizando hasta hace muy poco tiempo. A pesar de que los trabajos de Okuda y Tamura fueron publicados en revistas médicas japonesas, sus procedimientos permanecieron durante un tiempo en el anonimato a causa de la 2ª guerra mundial. El trasplante capilar fue redescubierto por el Dr. Norman Orentriech en la ciudad de Nueva York en 1952, al realizar el primer trasplante de pelo en un varón con alopecia androgenética. En 1959, el Dr. Orentriech publicó su trabajo después de muchos años de rechazo por una incrédula comunidad médica. Con él empezó la era moderna del trasplante capilar. Desafortunadamente, su trabajo se orientó más hacia la técnica del punch de Okuda, en vez de la técnica del microimplante de Tamura, y así en los años 60 la cirugía de restauración capilar comenzó su andadura, aunque con una dirección algo incorrecta.  
Desarrollo de la cirugía del cuero cabelludo
PIONEROS EN ESPAÑA Año 2003 TÉCNICA FUE
Dr. José Lorenzo - Dra. Ximena Vila
C   Injerto capilar
Paseo de la chopera, 66  Alcobendas - Madrid
Principal
Técnica
Implanter
Consulta
Contacto
Dra. Vila
912 939 427
Hablemos de trasplantes
El autotrasplante capilar (inicialmente piel con pelo) se realizó con diferentes grados de éxito en los primeros años del siglo XIX. El primero en demostrar la posibilidad de trasplantar con éxito áreas pilosas en animales, fue el Dr. Baromio, sobre 1.804, pero el primero en tratar la calvicie mediante autotrasplantes de pelo fue el Dr. Unger, en 1.822. Dieffenbach publicó su tesis doctoral también en 1.822 y en ella describió los autotrasplantes de pelo en animales.   El desarrollo moderno de la cirugía capilar no ocurrió hasta el siglo pasado. En 1939, un dermatólogo japonés llamado Shoji OKUDA, fue el primero en describir la técnica del punch, al utilizar un bisturí circular para injertos en pacientes con grandes quemaduras. El Dr. Okuda trasplantó injertos de piel con pelo y las introducía en pequeñas aberturas practicadas en zonas cicatrizales de cuero cabelludo. Pudo ver como implantes continuaban produciendo pelo en las nuevas localizaciones. En 1943, otro dermatólogo japonés, el Dr. Tamura, usó microimplantes de 1 a 3 pelos para restaurar el vello púbico femenino. Estos pequeños microimplantes se obtenían quirúrgicamente mediante incisiones elípticas de la zona donante. Como vemos utilizó una técnica muy similar a la que se ha estado utilizando hasta hace muy poco tiempo. A pesar de que los trabajos de Okuda y Tamura fueron publicados en revistas médicas japonesas, sus procedimientos permanecieron durante un tiempo en el anonimato a causa de la 2ª guerra mundial. El trasplante capilar fue redescubierto por el Dr. Norman Orentriech en la ciudad de Nueva York en 1952, al realizar el primer trasplante de pelo en un varón con alopecia androgenética. En 1959, el Dr. Orentriech publicó su trabajo después de muchos años de rechazo por una incrédula comunidad médica. Con él empezó la era moderna del trasplante capilar. Desafortunadamente, su trabajo se orientó más hacia la técnica del punch de Okuda, en vez de la técnica del microimplante de Tamura, y así en los años 60 la cirugía de restauración capilar comenzó su andadura, aunque con una dirección algo incorrecta.  
Desarrollo de la cirugía del cuero cabelludo
C
Paseo de la chopera, 66  Alcobendas - Madrid
Principal
Técnica
Implanter
Consulta
Contacto
912 939 427
Dra. Vila
Injerto capilar