PIONEROS EN ESPAÑA Año 2003 TÉCNICA FUE
¿Se renueva el pelo, es decir, es normal que se caiga el pelo?
El folículo capilar no tiene un crecimiento continuado, sino que se produce en distintas fases que constituyen el ciclo piloso. Existen tres fases básicas bien conocidas de crecimiento capilar: Anágeno: Es la fase de crecimiento activa. Las células vivas en la base del folículo piloso muestran crecimiento activo y eventualmente forman una columna compacta que se extiende hacia la superficie de la piel. Una zona de queratinización se forma posteriormente por encima de la división activa de las células.  Las células vivas se deshidratan, y al morir son convertidas en una masa de queratina. Los filamentos de queratina son finalmente cementados juntos por una matriz rica en cistina. La zona conocida como papila dérmica, situada justo por debajo de la división activa de las células del folículo, ejerce papel importante en el control regulador del ciclo de crecimiento. En un cuero cabelludo no calvo, normalmente el 90% de los cabellos están en esta fase, la cual dura unos 3 años. La velocidad de crecimiento del cuero cabelludo es de aproximadamente 0,035 mm/día o 1 cm/mes. Catágeno: Durante la fase catágeno, la base del cabello se queratiniza y forma una agrupación llamada club, que se va separando de la papila dérmica. Posteriormente se mueve hacia la superficie quedando entre ambas un fino filamento de tejido conectivo. Esta fase dura de 2 a 3 semanas. Es una fase de degeneración en la cual se inicia  la pérdida del pelo para una posterior renovación del mismo. Telógeno: O fase de reposo. La adherencia en la base del folículo se torna frágil hasta que el cabello finalmente se desprende. Durante este período el folículo es inactivo y el crecimiento capilar cesa. Esta fase dura de 3 a 4 meses y por lo general, es lo que ocurre después de un trasplante capilar. Por esta razón, el crecimiento significativo del injerto de cabello no es observado hasta que culmine esta fase. Además, cuando en la zona donde se realizan los implantes existe pelo nativo, alguno de estos cabellos pueden verse influenciados por el trauma quirúrgico y entrar en fase catágeno-telógeno, dando como resultado una pérdida de pelo inicial mayor pero transitoria, lo que se llama efluvio telógeno (telogen effluvium). Normalmente, el 10% del folículo capilar de un cuero cabelludo no calvo está en fase telógeno. Cuando la cantidad de pérdida capilar excede al tanto por ciento de pelo en crecimiento, se adelgaza y se desarrolla una calvicie. La alopecia androgénica ocurre por conversión gradual de cabellos en estado terminal (saludable y denso) al estado de vello (claro y microscópico). Es una condición hereditaria al parecer controlada por un gen autosómico dominante que se relaciona con el sexo. La expresión de este gen depende del nivel de andrógenos circulante. La testosterona es el principal andrógeno que circula en la sangre masculina, mientras en la mujer el esteroide sulfato adrenal dehidroepiandrosterona, el sulfato de androstendiol y 4-androstendiol son los proandrógenos más abundantes. Un proandrógeno es un esteroide que puede convertirse en un andrógeno activo por acción de una enzima en un determinado tejido. Así, la reducción enzimática de testosterona y los andrógenos antes mencionados por la 5 alfa reductasa en dihidrotestosterona es necesaria para la inducción de la pérdida capilar andrógena, tanto en el hombre como en mujeres. Los signos iniciales de adelgazamiento están claramente correlacionado con la pubertad en varones cuando los niveles de testosterona empiezan a aumentar, convirtiendo en forma gradual el cabello en vello capilar. Inicialmente, esto trae como resultado la recesión de la línea capilar frontal o de la coronilla, y dependiendo de las funciones genéticas, puede progresar por toda la zona parietal hasta formarse una franja temporal y occipital.  
Por edad y sexo
La alopecia
¿Por qué se forma la calvicie?
Dr. José Lorenzo - Dra. Ximena Vila
C   Injerto capilar
Paseo de la chopera, 66  Alcobendas - Madrid
Principal
Técnica
Implanter
Consulta
Contacto
Dra. Vila
912 939 427
¿Se renueva el pelo, es decir, es normal que se caiga el pelo?
El folículo capilar no tiene un crecimiento continuado, sino que se produce en distintas fases que constituyen el ciclo piloso. Existen tres fases básicas bien conocidas de crecimiento capilar: Anágeno: Es la fase de crecimiento activa. Las células vivas en la base del folículo piloso muestran crecimiento activo y eventualmente forman una columna compacta que se extiende hacia la superficie de la piel. Una zona de queratinización se forma posteriormente por encima de la división activa de las células.  Las células vivas se deshidratan, y al morir son convertidas en una masa de queratina. Los filamentos de queratina son finalmente cementados juntos por una matriz rica en cistina. La zona conocida como papila dérmica, situada justo por debajo de la división activa de las células del folículo, ejerce papel importante en el control regulador del ciclo de crecimiento. En un cuero cabelludo no calvo, normalmente el 90% de los cabellos están en esta fase, la cual dura unos 3 años. La velocidad de crecimiento del cuero cabelludo es de aproximadamente 0,035 mm/día o 1 cm/mes. Catágeno: Durante la fase catágeno, la base del cabello se queratiniza y forma una agrupación llamada club, que se va separando de la papila dérmica. Posteriormente se mueve hacia la superficie quedando entre ambas un fino filamento de tejido conectivo. Esta fase dura de 2 a 3 semanas. Es una fase de degeneración en la cual se inicia  la pérdida del pelo para una posterior renovación del mismo. Telógeno: O fase de reposo. La adherencia en la base del folículo se torna frágil hasta que el cabello finalmente se desprende. Durante este período el folículo es inactivo y el crecimiento capilar cesa. Esta fase dura de 3 a 4 meses y por lo general, es lo que ocurre después de un trasplante capilar. Por esta razón, el crecimiento significativo del injerto de cabello no es observado hasta que culmine esta fase. Además, cuando en la zona donde se realizan los implantes existe pelo nativo, alguno de estos cabellos pueden verse influenciados por el trauma quirúrgico y entrar en fase catágeno-telógeno, dando como resultado una pérdida de pelo inicial mayor pero transitoria, lo que se llama efluvio telógeno (telogen effluvium). Normalmente, el 10% del folículo capilar de un cuero cabelludo no calvo está en fase telógeno. Cuando la cantidad de pérdida capilar excede al tanto por ciento de pelo en crecimiento, se adelgaza y se desarrolla una calvicie. La alopecia androgénica ocurre por conversión gradual de cabellos en estado terminal (saludable y denso) al estado de vello (claro y microscópico). Es una condición hereditaria al parecer controlada por un gen autosómico dominante que se relaciona con el sexo. La expresión de este gen depende del nivel de andrógenos circulante. La testosterona es el principal andrógeno que circula en la sangre masculina, mientras en la mujer el esteroide sulfato adrenal dehidroepiandrosterona, el sulfato de androstendiol y 4-androstendiol son los proandrógenos más abundantes. Un proandrógeno es un esteroide que puede convertirse en un andrógeno activo por acción de una enzima en un determinado tejido. Así, la reducción enzimática de testosterona y los andrógenos antes mencionados por la 5 alfa reductasa en dihidrotestosterona es necesaria para la inducción de la pérdida capilar andrógena, tanto en el hombre como en mujeres. Los signos iniciales de adelgazamiento están claramente correlacionado con la pubertad en varones cuando los niveles de testosterona empiezan a aumentar, convirtiendo en forma gradual el cabello en vello capilar. Inicialmente, esto trae como resultado la recesión de la línea capilar frontal o de la coronilla, y dependiendo de las funciones genéticas, puede progresar por toda la zona parietal hasta formarse una franja temporal y occipital.  
Por edad y sexo
La alopecia
¿Por qué se forma la calvicie?
C
Paseo de la chopera, 66  Alcobendas - Madrid
Principal
Técnica
Implanter
Consulta
Contacto
912 939 427
Dra. Vila
Injerto capilar